Skip to main content

Las mascarillas ya forman parte de nuestro día a día y es importante conocer todo sobre ellas, por eso hoy queremos hablar sobre el cómo se ha de poner una mascarilla antivirus para que se mantenga la protección que éstas nos ofrecen. Es un proceso que ya hacemos todos los días, pero, ¿lo hacemos bien? Hay que evitar coger malas costumbres que se pueden poner en nuestra contra. ¡Vamos al grano!

Pasos para colocar una mascarilla correctamente

El proceso es muy sencillo, pero si no lo cumplimos corremos el riesgo de minimizar la protección que las mascarillas nos ofrecen.

Las indicaciones que te damos a continuación sirven para prácticamente todas las mascarillas del mercado, ya sean mascarillas FFP2, higiénicas, quirúrgicas o incluso mascarillas deportivas. En el caso de las mascarillas de tela, las cuales no todas cumplen con lo que exigen las normativas, son algo diferentes dado que la mayoría no tienen la pinza nasal. Aún así se pueden seguir los siguientes pasos igualmente.

1. Lavar las manos antes de manipular la mascarilla

como colocar una mascarilla

Sin duda, el lavarse las manos durante 40-60 segundos es una de las rutinas que más hay que llevar a cabo actualmente con esta pandemia, pero más importante es aún cuando se trata de manipular nuestra mascarilla antivirus. Algo que también hay que tener en cuenta a la hora de quitárnosla, es que siempre deben estar las manos limpias y hay que evitar tocar la mascarilla si no se han desinfectado las manos antes.

2. Verificar la mascarilla antes de usar

colocar una mascarilla de proteccion

El analizar una mascarilla antes de usarla es importante para verificar que las gomas están fijas, que no hay ninguna rotura ni nada por el estilo. En MaskGreen siempre verificamos cada una de las mascarillas antes de embolsarlas y meterlas en las cajas. Aún así, recomendamos hacerlo sobre todo cuando se trata de una mascarilla a estrenar.

3. Colocar la mascarilla en la cara a la altura de la nariz con el ajuste nasal hacia arriba

como poner una mascarilla

Uno de los errores que se puede llegar a cometer, es que se ponen las cintas antes de colocar la mascarilla en la cara. Cuando se trata de mascarillas con cintas que van a las orejas hay que hacerlo como se muestra en la imagen, primero se coloca la mascarilla en la cara y después las cintas.

Hay casos en los que las mascarillas cuentan con gomas que van al cuello y por detrás de la cabeza. En estos casos es complicado realizarlo como se muestra en la imagen, dado que hay que pasar primero las cintas por detrás de la cabeza para después ajustar la mascarilla a la cara. También se puede fijar la mascarilla en la barbilla, pasar las gomas por de detrás de la cabeza para después acomodar la mascarilla.

4. Sujétala desde el exterior y pasa las cintas alrededor de ambas orejas

colocar una mascarilla correctamente

Una vez colocada la mascarilla en la cara tienes que pasar las cintas alrededor de las orejas para que se sujete bien. En el caso de las mascarillas MaskGreen no hace falta cruzarlas.

5. Comprobar que la mascarilla cubre la nariz y barbilla

colocar una mascarilla de protección

Las mascarillas deben cubrir la nariz y boca, llegando hasta la barbilla para que el ajuste sea el óptimo. En el caso de los niños, si la mascarilla no queda bien ajustada porque le está demasiado grande es recomendable utilizar mascarillas adaptadas para ellos.

Recalcar que las manos deben estar limpias, y es recomendable volver a desinfectarlas después de tocar la mascarilla. Si la puedes colocar ajustando las gomas sin tocar la mascarilla en sí, mejor.

6. Ajustar la pinza nasal y comprobar que la mascarilla queda sellada

como colocar una mascarilla antivirus

Por último, debes ajustar bien la pinza nasal y ajustar la mascarilla a tu cara hasta que la lleves cómoda y compruebes que queda sellada y sin molestias al respirar.

Malas costumbres a evitar con la mascarilla

De nada sirve llevar mascarilla si no se cumplen con unos requisitos mínimos de higiene a la hora de ponerla y quitarla. Hay que evitar algunas malas costumbres que pueden hacer que una buena mascarilla FFP2 sea simplemente un tapabocas.

Evita llevar la nariz fuera. Es lo mismo que no llevar mascarilla.
No toques la mascarilla con las manos sin desinfectar. Intenta lavarte las manos siempre antes de quitarte la mascarilla.
Cuidado con donde dejas la mascarilla al quitártela. Intenta dejarla en un lugar limpio.
Si vas a estornudar o toser no te quites la mascarilla. Parece obvio, pero mucha gente por la calle tiende a bajarse la mascarilla para estornudar.
No reutilices mascarillas que son NR (No reutilizables). Tienen sus horas de uso, evita no superarlas en exceso.
Evita tocar la parte exterior de la mascarilla y si lo haces, lávate las manos antes y después.
No des la vuelta a la mascarilla quirúrgica. Si lo haces no te protegerá, sino todo lo contrario.
No utilices mascarillas que no estén certificadas.

Las mascarillas FFP2 están consideradas EPI (Elementos de Protección Individual) por lo que hay que tratarlas como tal, así como la ropa de protección EPI, como las batas sanitarias reutilizables a las que es importante realizar su desinfección cada ciertos usos, el proceso de poner y quitar una mascarilla de protección debe ser muy protocolario para mantener las características de protección que éstas nos ofrecen.

Esperamos que esta guía sobre cómo colocar una mascarilla correctamente te haya servido de ayuda.


En MaskGreen fabricamos mascarillas FFP2 homologadas con certificados europeos, desde nuestra nave en Molina de Segura. Distribuimos mascarillas a toda España, así que si estás interesad@  ponte en contacto con nosotros mediante nuestro formulario de contacto.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
Hola 👋,
¿alguna duda sobre la compra de mascarillas y equipos de protección?
Mándanos un mensaje y te ayudaremos.